Accesorios

Mostrando los 7 resultados

Los accesorios antihurto son piezas que unidas las alarmas antihurto ayudan a proteger los productos expuestos en los comercios.

Podemos clasificar los accesorios antihurto en tres tipos diferentes por sus características y uso;

Lazo de acero

En algunos productos por su forma o material, resulta complejo alarmarlos con alarmas adhesivas y tampoco es posible sujetarlos al producto con un clavo.

Por ejemplo, una taza con asa, un casco de moto, un secador de pelo, etc. Estos productos no admiten clavo, no es posible anclar la alarma con clavo a ellos.

Otros productos como los cinturones, bolsos, carteras y artículos de piel, tampoco. Puesto que el clavo produciría desperfectos sobre ellos.

Para estos productos, lo más a recomendable es protegerlos mediante, lazo de acero o latiguillo antihurto.

Este producto se puede encontrar en varios formatos y colores.

Gracias a que substituye al clavo, puede sujetarse a cualquier producto que disponga de asa u orificio. Y la alarma a su vez quedara sujeta gracias a el.

Clavos antihurto

Como norma general al adquirir las alarmas estas se entregan con clavo plano básico, pero bien por extraviarse con el tiempo o porque se desean adquirir en otro formato o color. Es habitual que los clientes compren clavos antihurto sueltos.

Todos los modelos de clavo que encontraras en esta sección son compatibles, por que podrás cambiar los clavaos de tus alarmas con ellos sin lugar a error.

Los clavos S.Tag en color blanco o negro disponen de una mayor circunferencia lo que aporta mejor sujeción y protección en tejidos al clavo básico.

Clavos de tinta

El clavo de tinta, puede sustituir al clavo básico.

Su principal característica es que si es forzado se romperá y manchara las manos de quien intentara manipularlo.